¿TIR para emprendedores?

¿TIR para emprendedores?

La TIR (Tasa Interna de Retorno) es un instrumento utilizado por los economistas para calcular el retorno de una inversión. Su cálculo es complejo, y sólo se recomienda a aquellos negocios que están más avanzados en sus finanzas.

Muchos emprendedores evalúan sus inversiones según un indicador simple de utilidad/inversión. A pesar de que ese cálculo puede ser útil, es insuficiente por dos motivos:

  1. A veces se proyecta que el dinero llega en montos distintos. Por ejemplo, se puede proyectar que en el año uno se recibe $1.000, en el año dos se recibe $500, y en el año tres se reciben $1.000. Se hace necesario una fórmula que permita incluir estos montos de utilidad distintos proyectados hacia el futuro.
  2. El dinero no vale lo mismo en el tiempo. Por ejemplo ¿Qué prefieres? ¿Recibir $1.000 pesos ahora o $1.000 pesos en tres años? La TIR reconoce que el dinero que se recibe antes vale más que el dinero que se recibe después.

¡No te asustes con la fórmula que viene! Más adelante sabrás como calcular todo en tres simples pasos.

La fórmula para calcular la TIR es la siguiente:

Donde

son los flujos de caja en el momento t

es el número de períodos

Ejemplo

Supongamos que nos ofrecen un proyecto de inversión en el que tenemos que invertir $5.000.000 y nos prometen que tras esa inversión recibiremos $1.000.000 el primer año, $2.000.000 el segundo año, $1.500.000 el tercer año y $3.000.000 el cuarto año.Ejemplo

Por lo que los flujos de caja serían:
 -$5.000.000 / $1.000.000 /$2.000.000 / $2.500.000 / $3.000.000

En la fórmula, se vería así:

 

 

 

Despejar la TIR a mano es imposible. ¡Ni siquiera con una calculadora normal se puede sacar! Para eso se necesita una calculadora especial que se llama calculadora financiera, o excel. Aquellos emprendedores más avanzados en excel podrán calcularlo de la siguiente forma:

paso 1: Incluye los flujos en una fila

 

 

 

paso 2: Estribe la fórmula “TIR” y selecciona los flujos

 

 

 

 

paso 3: Enter, y te dará la TIR de este proyecto. En este caso, es de 21%.

 

 

 

 

Esta TIR se puede comparar con una tasa de interés del financiamiento, por ejemplo el CAE de un crédito. Si el CAE de un crédito es menor a 21% (por ejemplo un CAE de 10%), entonces vale la pena financiar el proyecto con el crédito y se saldrá ganando. Por otro lado, si la tasa de interés del crédito fuera de un 25%, entonces no conviene ejecutar este proyecto con el préstamo, porque es más lo que se pagaría en intereses que lo que se ganaría con el negocio.

En conclusión:

Si TIR > CAE de un crédito —> Conviene invertir y financiarse con un crédito.

Si TIR < CAE de un crédito —> NO conviene invertir financiado con un crédito.

Close Menu